Italia: hambre, orgullo y buen juego

Italia es el rival a batir para España dentro del grupo C de esta Eurocopa. La selección alpina no llega a esta fase final en su mejor momento. Tras fracasar en el Mundial de 2010, los de Prandelli se enfrentan a dos retos. Por un lado, lavar la imagen del fútbol italiano, con un Mario Monti que llegó sugerir la suspensión del Calcio debido a los escándalos de las apuestas. Por otro, realizar con éxito en una fase final el cambio generacional de los azules tras ganar el Mundial de 2006 con jugadores míticos como Cannavaro, Zambrotta o Gattuso, y con nuevas caras como Diamanti, Giaccherini o Borini. Hace dos años la “Azzurra” fracasó en Sudáfrica, y el orgullo de los de Prandelli está herido. Eso les hace más peligrosos que nunca.

La estrella

Andrea Pirlo es quien lleva los galones en el centro del campo. El bresciano se enfrenta a la que, posiblemente, sea su última gran cita en el combinado italiano, sin embargo, pese a su edad, 33 años, llega en uno de sus mejores momentos tras llevar a la Juventus a reconquistar la gloria en la Serie A durante la pasada temporada. El veterano jugador de 33 años es el encargado de llevar la batuta en la creación de juego, la principal novedad de Italia en esta Eurocopa, y es que, la selección de Prandelli suma la intención de tratar bien el balón a sus valores clásicos de solidez defensiva, posicionamiento táctico y máxima efectividad en ataque. Que la estrella de un equipo sea un jugador de 33 años es algo que puede marcar o un éxito o un fracaso rotundos debido a la poca experiencia de muchos de sus jugadores. Sin embargo, por su calidad en la distribución, sus llegadas arriba y su golpeo a balón parado Pirlo sigue siendo Pirlo.

 Atención a

La dupla Balotelli-Cassano puede ser uno de los fenómenos de la Eurocopa, no tanto por su juego o por su efectividad arriba sino por el espectáculo mediático que les rodea y su tendencia a la polémica. Balotelli ha avisado: “si me tiran un plátano, iré a la cárcel”. Antonio Cassano vive una segunda época dorada tras el fiasco de su aventura en Madrid. El de Bari anotó 6 de los 20 goles que hizo la “Squadra” en su clasificación para la fase final de esta Eurocopa.

Clasificación

En la clasificación para una fase final siempre hay sorpresas. Italia no dio pie a ello al machacar con contundencia a sus rivales en el grupo C, en donde sacó al segundo clasificado, Estonia, 10 puntos. Si bien es cierto que su grupo era bastante asequible y tan sólo Serbia podría haberles hecho frente, la fase clasificatoria de Italia muestra que pese a escándalos y la poca experiencia de algunos de sus jugadores, los de Prandelli son tan peligrosos como acostumbran cuando llegan los momentos decisivos.

Anuncios