Los 90: Barcelona 92 y Atlanta ´96

Barcelona ´92: Los Juegos de Barcelona tienen un significado especial para España. Lejos de caer en los viejos tópicos que se han escrito sobre ellos, haremos énfasis en recordar qué supuso para el olimpismo, alejándonos de un punto de vista excesivamente local. En primer lugar, Barcelona ´92 fueron los primeros Juegos en 20 años que no sufrían boicot de ningún tipo. La Guerra Fría acababa y las tensiones políticas que dañaron a los Juegos de décadas anteriores se relajaron. En primer lugar, Alemania, que competía con delegaciones diferentes desde el final de la Segunda Guerra Mundial, acudiría a esta edición bajo una única bandera, consiguiendo 82 medallas y situándose terceros en el medallero que lideró Equipo Unificado. Precisamente la desaparición de la URSS el 31 de diciembre de 1992 hizo que las ex-repúblicas soviéticas acudieran a Barcelona con esta denominación. Equipo Unificado aglutinaba a potencias como Rusia y Ucrania, y sumó un total de 112 metales, cuatro más que EEUU que veía, una vez más, como el bloque del Este, ya extinto, seguía ganándole la batalla deportiva. Equipo Unificado fue el claro dominador de disciplinas como la gimnasia, con 20 metales, o atletismo, con 21. Además de esto, Sudáfrica volvía a unas Olimpiadas tras su veto por el régimen de apartheid en el que el país africano estuvo sumido durante 30 años, y volvió a los Juegos donde cosechó dos platas.  También volvieron las repúblicas bálticas, ausentes desde Berlín y debutaron las repúblicas balcánicas de la extinta Yugoslavia.

En el plano deportivo cabe destacar la llegada del profesionalismo en el baloncesto. los Juegos del ´92 vieron la llegada del baloncesto NBA. Precisamente, ese equipo, liderado por mitos como  Magic Johnson, Jordan, Bird o Barkley, iniciaron el dominio estadounidense en este deporte: hasta 2012 EEUU ha ganado 4 oros y un bronce en este deporte. 

Los chicos de Chuck Daly, en el centro, vencieron a la Croacia de Kukoc y Perasovic en la final de Barcelona ´92

Los chicos de Chuck Daly, en el centro, vencieron a la Croacia de Kukoc y Petrovic en la final

Hasta Barcelona España había conseguido 29 metales en los Juegos Olímpicos. En el 92 la delegación española ganó 22 medallas, 13 de ellas, de oro, con momentos míticos como la victoria de Fermín Cacho en 1.500 metros o de López Zubero en 200 metros espalda, el primero oro de la natación española.

Atlanta ´96: Estos Juegos eran el centenario de la primera edición de la Era Moderna que Coubertin lanzó en Atenas hacía un siglo. Rusia volvió a unos Juegos tras estar ausente desde 1912 debido a dos guerras mundiales y tres regímenes distintos. Estos Juegos vieron el nacimiento de nuevas disciplinas olímpicas, como el fútbol y el remo femenino. En atletismo Carl Lewis logró su cuarto y último oro olímpico, en salto de longuitud, con 35 años. El rey del deporte rey olímpico fue Donovan Bailey, que batió el récord del momento en los 100 metros lisos, coronándose como hombre más rápido del mundo con 9,84 seg. En fútbol la gran sorpresa la dio el combinado nigeriano, que se impuso en el oro a potencias como Brasil o Argentina con jugadores míticos como Kanu o Babayaro.

Los 80, años de boicot

Moscú ´80: Estos fueron los Juegos del boicot. Participaron 5.179 atletas, casi 900 menos que en Montreal. Los EEUU boicotearon la edición moscovita de las Olimpiadas argumentando tomando como excusa la invasión soviética de Afganistán. Su presidente, Jimmy Carter, presionó a los atletas estadounidenses con la revocación del pasaporte si acudían a los Juegos. Con EEUU capitaneando el boicot países como Argentina, Israel, Japón o Alemania Occidental se sumaron a la iniciativa de los estadounidenses. Los deportistas españoles participaron bajo la bandera olímpica, no con la enseña rojigualda, y cosecharon el que fue el mayor éxito para nuestro deporte hasta el momento: seis medallas: un oro en vela, además de tres platas y dos bronces.

Los Ángeles ´84: Los JJOO volvían a Los Ángeles, ciudad olímpica en 1932, cuando la crisis económica tras el ´29 azotaba el mundo. En esta ocasión la crisis era política y deportiva: cuatro años después la URSS devolvió a EEUU la misma moneda que en Moscú, boicoteando los Juegos de Los Ángeles junto a Bulgaria y Alemania Oriental. En ambos boicots los países que no habían competido sumaron más de la mitad de las medallas totales de Montreal.

En el plano deportivo el gran vencedor de los JJOO fue Carl Lewis. Lewis repitió la hazaña de Owens en el 36 tras conseguir el oro en 100, 200 y 400 metros lisos, además en 4×100 relevos.

Seúl ´88: Corea inauguraba unos Juegos en Asia en un momento en el que la economía de los llamados “Dragones asiáticos”. La economía pudo más que la democracia y Seúl ganó los JJOO en 1981, bajo la dictadura del golpista Chun Doo Hwan. En un principio el COI tuvo intención de que las dos Coreas organizasen juntas los Juegos. Coreal del Norte no sólo se negó a hacerlo sino que no participó en el evento, iniciativa secundada, entre otros por Cuba y Nicaragua.

En el plano deportivo el gran protagonista fue Ben Johnson. Johnson ganó la prueba reina de unos JJOO, los 100 metros lisos con una marca de 9,79 seg, veinte centésimas más que el ganador a la postre del oro, Carl Lewis, segundo en la prueba; cuando se le retiró a Johnson el oro tras dar positivo en los controles antidopaje.

Esta victoria convirtió a Lewis en el único velocista, hasta Usain Bolt, en ganar dos oros en los 100 metros lisos de unos JJOO.

El atletismo siguió viviendo grandes momentos en estos JJOO. La estadounidense Florence Griffith ganó el oro en los 100 metros femeninos, estableciendo un récord del mundo que aún sigue vigente.

Griffith posa con el oro en los 100 metros lisos. A esta presea se sumarían dos oros más y una plata, en 400 m. relevos

“Flo-jo”, como era conocida mediáticamente posa con el oro en los 100 metros lisos. A esta presea se sumarían dos oros más y una plata, en 400 m. relevos

Otro gran paso de estos JJOO se dio en cuanto al profesionalismo. El tenis volvía a unos JJOO tras más de 60 años de ausencia, en Paris ´24. El oro femenino fue para Steffi Graf, que había ganado el oro en Los Ángeles ´84 aunque, por entonces, el tenis era sólo un deporte de exhibición.