Los 80, años de boicot

Moscú ´80: Estos fueron los Juegos del boicot. Participaron 5.179 atletas, casi 900 menos que en Montreal. Los EEUU boicotearon la edición moscovita de las Olimpiadas argumentando tomando como excusa la invasión soviética de Afganistán. Su presidente, Jimmy Carter, presionó a los atletas estadounidenses con la revocación del pasaporte si acudían a los Juegos. Con EEUU capitaneando el boicot países como Argentina, Israel, Japón o Alemania Occidental se sumaron a la iniciativa de los estadounidenses. Los deportistas españoles participaron bajo la bandera olímpica, no con la enseña rojigualda, y cosecharon el que fue el mayor éxito para nuestro deporte hasta el momento: seis medallas: un oro en vela, además de tres platas y dos bronces.

Los Ángeles ´84: Los JJOO volvían a Los Ángeles, ciudad olímpica en 1932, cuando la crisis económica tras el ´29 azotaba el mundo. En esta ocasión la crisis era política y deportiva: cuatro años después la URSS devolvió a EEUU la misma moneda que en Moscú, boicoteando los Juegos de Los Ángeles junto a Bulgaria y Alemania Oriental. En ambos boicots los países que no habían competido sumaron más de la mitad de las medallas totales de Montreal.

En el plano deportivo el gran vencedor de los JJOO fue Carl Lewis. Lewis repitió la hazaña de Owens en el 36 tras conseguir el oro en 100, 200 y 400 metros lisos, además en 4×100 relevos.

Seúl ´88: Corea inauguraba unos Juegos en Asia en un momento en el que la economía de los llamados “Dragones asiáticos”. La economía pudo más que la democracia y Seúl ganó los JJOO en 1981, bajo la dictadura del golpista Chun Doo Hwan. En un principio el COI tuvo intención de que las dos Coreas organizasen juntas los Juegos. Coreal del Norte no sólo se negó a hacerlo sino que no participó en el evento, iniciativa secundada, entre otros por Cuba y Nicaragua.

En el plano deportivo el gran protagonista fue Ben Johnson. Johnson ganó la prueba reina de unos JJOO, los 100 metros lisos con una marca de 9,79 seg, veinte centésimas más que el ganador a la postre del oro, Carl Lewis, segundo en la prueba; cuando se le retiró a Johnson el oro tras dar positivo en los controles antidopaje.

Esta victoria convirtió a Lewis en el único velocista, hasta Usain Bolt, en ganar dos oros en los 100 metros lisos de unos JJOO.

El atletismo siguió viviendo grandes momentos en estos JJOO. La estadounidense Florence Griffith ganó el oro en los 100 metros femeninos, estableciendo un récord del mundo que aún sigue vigente.

Griffith posa con el oro en los 100 metros lisos. A esta presea se sumarían dos oros más y una plata, en 400 m. relevos

“Flo-jo”, como era conocida mediáticamente posa con el oro en los 100 metros lisos. A esta presea se sumarían dos oros más y una plata, en 400 m. relevos

Otro gran paso de estos JJOO se dio en cuanto al profesionalismo. El tenis volvía a unos JJOO tras más de 60 años de ausencia, en Paris ´24. El oro femenino fue para Steffi Graf, que había ganado el oro en Los Ángeles ´84 aunque, por entonces, el tenis era sólo un deporte de exhibición.

Anuncios

Crisis política y económica en los años 30

Los Ángeles 1932: China y Colombia debutaron en los segundos JJOO que se celebraban en EEUU. Por entonces el número de países participantes era de 37 países. La crisis económica que vivía por entonces el mundo lastró gravemente los Juegos. A Los Ángeles sólo asistieron 1.332 atletas y la presencia de los no estadounidense fue notable. Un ejemplo: a Paavo Nurmi se le prohibió competir debido a que había recibido dinero para costearse el viaje, algo prohibido según el COI debido a que perdía su status de amateur.

Estos Juegos tuvieron como novedades la construcción de la primera villa olímpica para los atletas además de la creación del podio de diferentes alturas, al que se suben los ganadores de las pruebas y se izan las banderas de sus países. Hasta entonces no fue así ya que Coubertin concibió los Juegos como una competición entre personas, no entre países.

Como curiosidades: se produjo el primer caso de sospecha sexual: Stanislawa Walasiewicz, polaca, ganó la prueba de 100 metros lisos, aunque siempre hubo quién dudó que fuera mujer. La polaca tenía aspecto masculino, muy musculada para las atletas de aquella época. Por entonces no había forma científica de demostrar si era hombre o mujer y sólo quedaba el desnudo como opción, algo a lo que se negó. Con un aspecto tan robusto como el de Walasiewicz, tras ganar la prueba se quitó la ropa ante un jurado para demostrar que era una mujer. Walasiewicz siguió compitiendo, ganando medallas y batiendo récords del mundo, ya con nacionalidad estadounidense y con el cambio de nombre a Stella Walsh. El dilema acabó quedando resuelto casi 50 años más tarde. En 1980 la mataron en un atraco a un supermercado y la autopsia demostró que era genéticamente un hombre.

Berlín 1936: 

Estos son, sin duda, unos de los Juegos más memorables y recordados de todos los tiempos. El COI había elegido a la ciudad de Barcelona en 1931 para la celebración de esta XI edición pero la proclamación de la República asustó a los miembros del COI, profundamente conservadores. Por esta razón Barcelona organizó para este año las Olimpiadas Populares.

Los Juegos de Berlín, pese a las polémicas posteriores, fueron los mejor organizados hasta el momento. EEUU estuvo a punto de boicotear los Juegos por la política antisemita alemana, que se suavizó en Berlín durante la celebración de los campeonatos. Jesse Owens ganó cuatro medallas de oro, poniendo en tela de juicio la teórica superioridad aria que el régimen nazi postulaba.

Owens ganó el oro en 100 y 200 metros lisos, salto largo y relevos

Owens ganó el oro en 100 y 200 metros lisos, salto largo y relevos

Ha habido mucha controversia sobre la negativa de Hitler a dar la mano a Owens, lo cierto es que el dictador alemán, por protocolo, no se la podía dar a nadie, algo que sólo hizo con los dos primeros medallistas de los Juegos. Años más tarde Owens afirmó en sus memorias sentirse mucho más despreciado por el propio Roosevelt, que inmerso en la campaña política para el ´33 rechazó recibir a Owens en la Casa Blanca por necesitar el voto del sur, tradicionalmente racista.

España no participó en los Juegos debido al estallido de la Guerra Civil. No volvería a unos Juegos Olímpicos hasta ocho años después.