Bolt y Phelps, vencedores en Londres

Los Juegos de Londres nos dejan dos campeones absolutos. Siguiendo su línea de éxitos de Pekín, el velocista jamaicano Usain Bolt y el nadador estadounidense Michael Phelps son los vencedores absolutos de esta 30ª edición de los Juegos modernos. Usain Bolt ha ganado el oro en 100 y 200 metros lisos, además de la medalla obtenida en la prueba de relevos con su compatriota Yohan Blake. Bolt se quedó a 5 centésimas de batir su propio récord de velocidad. Además, con las victorias en las pruebas de relevos y 200 metros lisos se convierte en el velocista más laureado en unos Juegos, con 6 oros, tres en 100 y 200 metros y 4×100 relevos en Pekín en 2008 y las mismas preseas para las mismas pruebas en Londres.

Tras la suspensión de Ben Johnson por dopaje, Carl Lewis se convirtió en el primer atleta en ganar dos oros en 100 m. en unos Juegos. Bolt ha igualado esto conquistando en la carrera de Londres su segundo oro en esta prueba.

Michael Phelps ganó en Londres su 21ª medalla. En Pekín sorprendió al mundo ganando ocho oros, uno más que Spitz en el ´72. Antes de eso, Phelps había conquistado en Atenas seis oros y dos bronces además de los cuatro oros y dos platas de Londres. Phelps es el mejor nadador de la historia, como así lo ha reconocido el propio Spitz, que dijo de él que “no sólo es el nadador más grande de la historia sino, posiblemente, también el mejor atleta.”

Coubertin creó estos nuevos juegos como un motor para hacer que el Ser Humano se superase a sí mismo. Y esta superación no es sólo deportiva, sino también, personal. Por ello cabe mencionar el caso de dos deportistas. El primero de ellos es Oscar Pistorius. El velocista sudafricano perdió las dos piernas a los 11 meses de nacer por una malformación que le hizo nacer sin peronés. Pistorius pasó su juventud practicando deporte, entre otros, rubgy o waterpolo, pero una lesión de rodilla a los 19 años le hizo llegar al atletismo. Tras dominar con absoluta claridad en los Juegos Paralímpicos de Atenas Pistorius pidió al COI competir en los Juegos de Pekín. La IAAF, (Federación Internacional de Atletismo) le denegó esta petición pero Pistorius acudió al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) que revocó la prohibición de la IAAF. Pistorius corrió para Pekín aunque no obtuvo las marcas necesarias para clasificarse e ir a los Juegos de 2008. En Londres Pistorius corrió en el equipo sudafricano, siendo el primer doble amputando en disputar unos JJOO. Además, logró clasificarse para las semifinales de 4×100 relevos.

El segundo es el tirador surcoreano Im Dong-Hyun. Hyun es oficialmente ciego, sin embargo, esto no le ha impedido establecer dos récords del mundo: individual 72 flechas y 2016 flechas por equipos. Antes, Hyun ya tenía había conseguido dos oros olímpicos, en Atenas y en Pekín.

Anuncios

Una semana en Londres

A falta del comienzo del deporte rey olímpico, el atletismo, y de las finales de deportes por equipo esta semana tras el arranque de los Juegos de Londres podemos destacar lo siguiente; que, al margen del pésimo papel que está haciendo España, estas Olimpiadas ya han vivido momentos que pasarán a la Historia del olimpismo.

Michael Phelps ha conseguido 20 metales: 6 oros en Atenas, 8 en Pekín y 1 oro, 2 platas y 2 bronces en Londres. Se ha convertido en el deportista con más medallas olímpicas de la Historia, tras superar el 31 de julio a Larissa Latynina con 18 metales.

Phelps celebra su oro en 4x100 de natación

Phelps celebra su oro en 4×100 de natación

El duelo en el medallero entre China y EEUU está siendo otra de las grandes atracciones en estos Juegos. Al margen de esta competencia, potencias tradicionales como Gran Bretaña, Francia o Alemania están siendo desbancadas por los países asiáticos, las dos Coreas suman 19 metales y Corea del Sur es tercero en el medallero, que a día de hoy está así:

medallero el jueves 2 de agosto

medallero el jueves 2 de agosto

Por otro lado, la selección de EEUU de baloncesto está cumpliendo con todos los pronósticos. Ayer batieron a Nigeria por más de 80 puntos de diferencia en una histórico 156-73. Los NBA batieron los siguientes récords, según informa Marca:

·Recórd de anotación en un torneo FIBA con 156 puntos, superando los 154 de Brasil en el Mundial del 78

·Récord de anotación en un partido de los Juegos al superar los 138 de Brasil en Seúl 88.

·Récord de puntos anotado en un cuarto los Juegos. Lo batieron en el primer cuarto con 49 puntos y con 41 puntos. El anterior estaba en 38.

·Es la tercera mayor diferencia de puntos en los Juegos con 83 puntos de renta. La mayor desde Londres 48.

·Pulveriza el anterior registro del Dream Team, que ganó a Angola por 68 en el 92.

·Es la tercera mayor diferencia de la historia de los Juegos y la mayor desde 1948, cuando China y Corea ganaron de 100 puntos a Irak.

·Carmelo iguala el récord de triples en un partido de los Juegos al anotar 10 tiros de 12 intentos. Llega a la marca de Oscar Schmidt que hizo 10 sde 22 en el 96 contra Puerto Rico y del canadiense Tilleman con 10 de 16 en el 88 ante España

·Anthony, con 37 puntos en 14 minutos, supera el anterior récord de anotación estadounidense en los Juegos que tenía Stephon Marbury con 31 puntos ante España en 2004.

·Estados Unidos supera el récord olímpico de triples anotados con 29 y supera la anterior marca del equipo americano en unos Juegos, que hizo 13 en la final de Pekín ante España.

 

Los 60: Roma y Tokio

Roma 1960: Si hay algo que se pueda destacar de la edición romana de las Olimpiadas es el monumental escenario que la Ciudad Eterna dio a los Juegos. Junto a varias instalaciones innovadoras, se habilitaron edificios romanos como las Termas de Caracalla, sede de gimnasia, o la Basílica de Majencio, para lucha. El maratón partió del Capitolio para, tras recorrer las principales calles de Roma, llegar a la meta ubicada en el Arco de Constantino, junto al Coliseo.

 

Además de esto uno de los dos grandes destacados de estos Juegos fue el etíope Abebe Bikila. La historia de este corredor es curiosa: Bikila era miembro de la Guardia Imperial del dictador Haile Selassie y nunca pensó en dedicarse a correr. Ver a los atletas etíopes desfilando ante su emperador le dio la idea de competir, y a ello se puso. Bikila ganó varios campeonatos de las Fuerzas Armadas pero no fue seleccionado por su país para Roma hasta que el destino le dio su oportunidad: un miembro de la delegación etíope se lesionó jugando al fútbol y Bikila fue el encargado de suplirle para Roma. Precisamente por sus calles Bikila corrió descalzo la maratón, lanzando su ataque final ante el Obelisco de Axum que Mussolini le había quitado a los etíopes en 1936.

 

 

Cassius Clay es la otra gran leyenda de estos Juegos,  antes de convertirse en profesional participó en Roma donde ganó el oro en la categoría de semipesados.

Cassius Clay, con 18 años, medalla de oro en semipesados en Roma ´60

Cassius Clay, con 18 años, medalla de oro en semipesados en Roma 

Tokio 1960: Estos Juegos fueron los más innovadores en cuanto a tecnología que se habían celebrado hasta el momento. Tokio había resultado destruida tras los bombardeos americanos durante la Segunda Guerra Mundial y los nipones aprovecharon la posguerra para reconstruir su capital con un trazado urbano nuevo, además un monorrail que unía el aeropuerto con la ciudad y una red de autopistas.

En el plano deportivo destacó la inclusión del voleibol y del judo, deporte nacional en Japón. Los deportistas más destacados fueron, una vez más, Latynina, que siguió engrosando su medallero, y Bikila.

Tensión política en los 50: de Helsinki y Melbourne

Durante los 50 la guerra fría llegó a los Juegos en todo su esplendor.

En Helsinki 1952 Stalin se negó a que la antorcha pasara por territorio de la URSS y aunque permitió que la URSS debutase en unos JJOO impidió que los atletas soviéticos compartieran la villa olímpica con los atletas del bloque occidental. Además, Alemania compitió como República Federal de Alemania mientras que la República Democrática, de corte socialista, no recibió invitación. Además de esto el reconocimiento del COI a la China comunista hizo que la China nacionalista, con gobierno en Taiwán, abandonase los JJOO tras la inauguración como señal de protesta.

Kolehmainen introdujo la antorcha olímpica en el estadio y Paavo Nurmi encendió el pebetero. ¿Premonición de los JJOO? El gran protagonista de los JJOO sería otro fondista, Emil Zatopek. El checoslovaco ya había ganado dos medallas en Londres en 10.000 y 5.000, pruebas en las que quedó campeón olímpico, además de la maratón en Helsinki.  Zatopek, además, pasará a la Historia por su estilo pesado y fatigoso que daba la sensación de estar, continuamente, a punto de desfallecer.

Otro gran destacado de estos Juegos fue a selección de fútbol de Hungría, que por entonces,  vivía su mejor época en este deporte con un equipo encabezado por leyendas como Puskas o Kocsis, y que vencieron en la final a Suecia, campeón olímpico en Londres.

Melbourne 1956: Estos Juegos fueron los primeros que se celebraron fuera de Europa o EEUU. Además, por encontrarse Australia en el hemisferio sur las fechas en las que se celebraron cambiaron radicalmente: del 22 de noviembre al 8 de diciembre.

Los Juegos estuvieron marcados por dos boicots, el de los países árabes a la Gran Bretaña y Francia por la Crisis de Suez y el de España, Suiza y Holanda por la invasión del Pacto de Varsovia a Hungría, que protagonizó con URSS el llamado “Baño sangriento de Melbourne”. En Melbourne tomaron parte 3,184 atletas frente a los 4955 de Helsinki.

Además, las leyes australianas impidieron que las pruebas hípicas se celebrasen en el país austral, por lo que se disputaron en Estocolmo: por primera vez unos JJOO tenían competiciones deportivas en países distintos.

En el plano deportivo la gran protagonista fue la ucraniana Larissa Latynina. Esta gimnasta destacó en una época en la que Nadia Comaneci aún no había puesto de moda la gimnasia como deporte olímpico. En la época de Larissa la gimnasia era concebida menos como un arte, como ahora, más unido a la danza, y se cuidaban más las cabriolas y piruetas. Latynina había comenzado en el ballet y esa afición marcó su estilo. 

Además, Latynina destacó a una edad que ahora nos suena extraño en gimnasia: 19 años, y se mantuvo en activo y cosechando éxitos hasta los 32 años. Latynina ha sido, hasta la llegada de Phelps a Londres, la persona con más medallas olímpicas: 19: 9 oros, 5 platas y 4 bronces.