De Estocolmo ´12 a Amberes ´20

Los años 10 comenzaron de manera difícil para los JJOO. Por entonces, la escalada de tensión que vivían las potencias europeas había hecho que ediciones anteriores sirvieran más como motivo para aumentar dicha tensión entre las naciones que para fomentar el espíritu olímpico que Coubertin quería promover con los juegos de la Era Moderna. Ejemplo de esto fueron las tensiones nacionalistas con irlandeses y fineses de la anterior edición. Los Juegos saldrían fortalecidos de la edición de 1912, sin embargo, la hermandad y unión que querían promover las Olimpiadas fue insuficiente para detener la llegada de una de las grandes catástrofes del siglo: la Gran Guerra.

Estocolmo 1912: De la edición en Suecia se dijo que habían sido los mejores Juegos celebrados hasta el momento. Tomaron parte más de 2500 atletas de 28 países, varios de ellos debutantes, como Portugal, Japón o Egipto. En Suecia estaba prohibido el boxeo, por lo que este deporte desapareció en esta edición de las Juegos. Como anécdotas, en la prueba de Pentatlón participó el mismísimo general George Patton, que cinco años después participaría como capitán en la batalla de Cambrai con la fuerza expedicionaria estadounidense en Europa.

Precisamente este país sería el dominador principal de los Juegos, consiguiendo 63 medallas, 25 de ellas de oro. Patton quedó quinto en la prueba de pentatlón.

Otra anécdota fue la del japonés Shisho Kanaguri, maratoniano que abandonó la carrera sin avisar a los jueces y fue dado por desaparecido por las autoridades suecas. Kanaguri volvió a Japón pero contó por desaparecido para la policía sueca hasta 1966, cuando se descubrió que estaba viviendo en su país y había participado en más pruebas olímpicas. La televisión sueca se puso en contacto con él y le ofreció acabar la prueba de 1912, que Kanaguri completó a los 54 años en 8 meses, 6 días, 8 horas y 32 minutos.

La Primera Guerra Mundial impidió que los Juegos de 1916 se celebrasen en la sede prevista para ello, Berlín. Hasta 1920 no volvería la cita olímpica, en esa edición:

Amberes 1920: La ciudad belga fue elegida como sede para homenajear a los combatientes belgas de la Primera Guerra Mundial. El espíritu pacificador de la época creó un nuevo signo: la bandera olímpica de cinco anillos sobre fondo blanco. EEUU siguió dominando el medallero, con 95 metales, 41 de ellos, de oro. Sin embargo, el gran protagonista de estos Juegos fue Paavo Nurmi, uno de los mejores fondistas de la historia. Nurmi ganó tres oros en Amberes y fue el más conocido de los llamados “flying finns”, junto a Hannes Kolehmainen y Ville Ritola.

Nurmi ganó el oro en 10.000 metros, 8.000 campo a través y 8.000 campo a través por equipos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s