Una semana en Londres

A falta del comienzo del deporte rey olímpico, el atletismo, y de las finales de deportes por equipo esta semana tras el arranque de los Juegos de Londres podemos destacar lo siguiente; que, al margen del pésimo papel que está haciendo España, estas Olimpiadas ya han vivido momentos que pasarán a la Historia del olimpismo.

Michael Phelps ha conseguido 20 metales: 6 oros en Atenas, 8 en Pekín y 1 oro, 2 platas y 2 bronces en Londres. Se ha convertido en el deportista con más medallas olímpicas de la Historia, tras superar el 31 de julio a Larissa Latynina con 18 metales.

Phelps celebra su oro en 4x100 de natación

Phelps celebra su oro en 4×100 de natación

El duelo en el medallero entre China y EEUU está siendo otra de las grandes atracciones en estos Juegos. Al margen de esta competencia, potencias tradicionales como Gran Bretaña, Francia o Alemania están siendo desbancadas por los países asiáticos, las dos Coreas suman 19 metales y Corea del Sur es tercero en el medallero, que a día de hoy está así:

medallero el jueves 2 de agosto

medallero el jueves 2 de agosto

Por otro lado, la selección de EEUU de baloncesto está cumpliendo con todos los pronósticos. Ayer batieron a Nigeria por más de 80 puntos de diferencia en una histórico 156-73. Los NBA batieron los siguientes récords, según informa Marca:

·Recórd de anotación en un torneo FIBA con 156 puntos, superando los 154 de Brasil en el Mundial del 78

·Récord de anotación en un partido de los Juegos al superar los 138 de Brasil en Seúl 88.

·Récord de puntos anotado en un cuarto los Juegos. Lo batieron en el primer cuarto con 49 puntos y con 41 puntos. El anterior estaba en 38.

·Es la tercera mayor diferencia de puntos en los Juegos con 83 puntos de renta. La mayor desde Londres 48.

·Pulveriza el anterior registro del Dream Team, que ganó a Angola por 68 en el 92.

·Es la tercera mayor diferencia de la historia de los Juegos y la mayor desde 1948, cuando China y Corea ganaron de 100 puntos a Irak.

·Carmelo iguala el récord de triples en un partido de los Juegos al anotar 10 tiros de 12 intentos. Llega a la marca de Oscar Schmidt que hizo 10 sde 22 en el 96 contra Puerto Rico y del canadiense Tilleman con 10 de 16 en el 88 ante España

·Anthony, con 37 puntos en 14 minutos, supera el anterior récord de anotación estadounidense en los Juegos que tenía Stephon Marbury con 31 puntos ante España en 2004.

·Estados Unidos supera el récord olímpico de triples anotados con 29 y supera la anterior marca del equipo americano en unos Juegos, que hizo 13 en la final de Pekín ante España.

 

De Estocolmo ´12 a Amberes ´20

Los años 10 comenzaron de manera difícil para los JJOO. Por entonces, la escalada de tensión que vivían las potencias europeas había hecho que ediciones anteriores sirvieran más como motivo para aumentar dicha tensión entre las naciones que para fomentar el espíritu olímpico que Coubertin quería promover con los juegos de la Era Moderna. Ejemplo de esto fueron las tensiones nacionalistas con irlandeses y fineses de la anterior edición. Los Juegos saldrían fortalecidos de la edición de 1912, sin embargo, la hermandad y unión que querían promover las Olimpiadas fue insuficiente para detener la llegada de una de las grandes catástrofes del siglo: la Gran Guerra.

Estocolmo 1912: De la edición en Suecia se dijo que habían sido los mejores Juegos celebrados hasta el momento. Tomaron parte más de 2500 atletas de 28 países, varios de ellos debutantes, como Portugal, Japón o Egipto. En Suecia estaba prohibido el boxeo, por lo que este deporte desapareció en esta edición de las Juegos. Como anécdotas, en la prueba de Pentatlón participó el mismísimo general George Patton, que cinco años después participaría como capitán en la batalla de Cambrai con la fuerza expedicionaria estadounidense en Europa.

Precisamente este país sería el dominador principal de los Juegos, consiguiendo 63 medallas, 25 de ellas de oro. Patton quedó quinto en la prueba de pentatlón.

Otra anécdota fue la del japonés Shisho Kanaguri, maratoniano que abandonó la carrera sin avisar a los jueces y fue dado por desaparecido por las autoridades suecas. Kanaguri volvió a Japón pero contó por desaparecido para la policía sueca hasta 1966, cuando se descubrió que estaba viviendo en su país y había participado en más pruebas olímpicas. La televisión sueca se puso en contacto con él y le ofreció acabar la prueba de 1912, que Kanaguri completó a los 54 años en 8 meses, 6 días, 8 horas y 32 minutos.

La Primera Guerra Mundial impidió que los Juegos de 1916 se celebrasen en la sede prevista para ello, Berlín. Hasta 1920 no volvería la cita olímpica, en esa edición:

Amberes 1920: La ciudad belga fue elegida como sede para homenajear a los combatientes belgas de la Primera Guerra Mundial. El espíritu pacificador de la época creó un nuevo signo: la bandera olímpica de cinco anillos sobre fondo blanco. EEUU siguió dominando el medallero, con 95 metales, 41 de ellos, de oro. Sin embargo, el gran protagonista de estos Juegos fue Paavo Nurmi, uno de los mejores fondistas de la historia. Nurmi ganó tres oros en Amberes y fue el más conocido de los llamados “flying finns”, junto a Hannes Kolehmainen y Ville Ritola.

Nurmi ganó el oro en 10.000 metros, 8.000 campo a través y 8.000 campo a través por equipos.