España jugó con fuego

A veces la grandeza en fútbol te la da una sola cosa: los resultados. Y el de hoy es de las únicas cosas que salvar de una selección que va y viene mientras despeja dudas por un lado y las enciende por otro. Los de del Bosque no estuvieron a la altura de una Croacia rocosa y peleona que estuvo a un gol de apearnos de la Euro. Mal partido de la Selección que no vio, hasta la salida de Navas, el final del túnel en el que se había convertido la segunda parte.

Complacencia, atasco mental o simple falta de ritmo, está por ver qué les falta a los chicos de del Bosque que han sembrado dudas cada vez que se han enfrentado a un rival de peso. El de hoy fue un caso así. El caso es que España comenzó la primera parte ambiciosa, sólo detenida por la contundencia táctica de una Croacia que no debaja pasar una. Y las que se les colaban a los de Bilic se convertían en ocasiones de un gol que no llegaba. Stark miraba a otro lado y el empate se mantenía hasta que el gol de Cassano complicaba las cosas y espoleaba a una Croacia a la que no le valía el empate.

Los primeros minutos de la segunda parte fueron los más duros para España. Una Croacia hambrienta puso contra las cuerdas a un equipo que no acababa de carburar y que se salvó gracias a las intervenciones brillantes de Casillas, que le sacó un disparo a bocajarro a Rakitic desde el pico del área. Coracia llegaba a borbotones y España no encontraba su sitio. Fue la salida de Navas por la derecha y la entrada en el campo de Cesc las que dieron al equipo hambre y ganas. Con el cambio del sevillano y Fàbregas en el campo España quiso el balón y se vio más identificada. Con ambición y frescura creó peligro en la puerta de Pletikosa hasta la llegada del gol del extremo del Sevilla. Oficio en defensa y temple en los minutos finales y la clasificación estaba hecha. Se esfumaron los “biscottos” y España pasa como primera de grupo con 7 puntos, dejando a Italia segunda con 5. Croacia, a la que le faltó un gol, dice adiós a una Euro en la que ha merecido más.

Anuncios

Un Eurocopa con importantes ausencias



La presente edición de esta Eurocopa va a estar marcada por la ausencia de grandes jugadores. Algunos de ellos, grandes estrellas. Otros, con menos caché pero de gran importancia en sus equipos.

Siete selecciones afectadas

Inglaterra está en cuadros. Ha perdido a uno de sus jugadores más importantes, Frank Lampard, lesionado en el muslo el pasado miércoles 30 y que dice así adiós a su última gran cita internacional. El sistema defensivo inglés también va a sufrir en sus primeros partidos. Gareth Barry, centrocampista de contención se lesionó en los abdominales en el preparatorio que Inglaterra disputó contra Noruega el pasado 26 de mayo. Una baja a la que se suma la del central Gary Cahill tras romperse la mandíbula jugando contra Bélgica el pasado 2 de junio. A la lista de enfermería se une la ausencia de Wayne Rooney durante los dos primeros partidos de Inglaterra en su fase de grupos debido a la suspensión que el punta del Manchester arrastra por la patada que propinó a Dzudovic en el clasificatorio contra Montenegro en octubre de 2011.

España

David Villa fue el máximo goleador de la pasada edición y su baja ha dejado a España con un grave problema de pegada arriba y sin su referente en ataque. En las últimas semanas el asturiano ha sido blanco de continuos rumores sobre su presencia con “La Roja” para esta Eurocopa. Villa se rompió la tibia el pasado 11 de diciembre y pese a que su recuperación ha sido meteórica él mismo decidió descartarse para la lista definitiva de Del Bosque. Además, una lesión en la rodilla ha dejado a Carles Puyol sin jugar su tercera Eurocopa.

Italia

El problema de los “azzurri” no han sido las lesiones sino el escándalo de las apuestas en el país alpino. La supuesta implicación de jugadores de la selección en una red de amaño de partidos ha hecho que Criscito fuera expulsado de la convocatoria mientras que los “bianconeri” Buffon y Bonucci están siendo investigados por las autoridades italianas. A esto se une la posible baja de Andrea Barzagli debido a las molestias musculares que sufre el defensa de la Juve en el gemelo izquierdo y que le hacen ser baja confirmada para el debut de Italia con España.

Croacia

Los “Vatreni” han perdido a su máximo referente ofensivo, el ya ex del Bayern Ivica Olic, que se rompió en el amistoso que los de Bilic jugaron contra Noruega el pasado 2 de junio. A esta baja se unen la del centrocampista Ilicevic, debido a un golpe en el gemelo el pasado miércoles 6 o la de zaguero Dejan Lovren.

Junto a estos cuatro equipos las selecciones de Rusia, Polonia y Dinamarca también han sufrido bajas a última hora. La línea defensiva rusa ha perdido a uno de sus centrales titulares Vasily Berezutski, además de su lateral Roman Shishkin, aquejado de un fuerte brote de gastroenteritis. Además de esto, los guardametas titulares de Polonia y Dinamarca, Lukasz Fabianski y Thomas Sorensen también se quedarán sin Eurocopa por lesión.

Irlanda: nada que perder, mucho que ganar

La selección irlandesa llega a la fase final de una Eurocopa por segunda vez en su historia tras 24 años después de su debut en este torneo en Italia ’88. El reto, a priori, para los chicos de verde es hacer un papel digno en un grupo que parece dominado por España e Italia. Sin embargo, Irlanda afronta esta fase con ganas de hacer un buen papel y jugadores consolidados en el fútbol de elite como O´Shea, Duff, McGeady y Robbie Keane.

Protagonistas

McGeady y Keane son las dos grandes esperanzas de “the Green boys” de cara a esta Euro. La electricidad de McGeady por la banda izquierda es uno de las mejores bazas para compensar el papel de Robbie Keane, que encarna el espíritu y la garra del combinado verde. La defensa, con Dune y St Legder está asegurada por alto, junto a un Given que es el gran seguro atrás bajo palos. Sin embargo, la solidez defensiva se la dará el planteamiento de una leyenda del fútbol, Giovanni Trapattoni que, pese a estar renovado hasta 2014 (tiene ya 73 años) vive el final de su carrera como técnico.

La clasificación

Irlanda está en esta Eurocopa tras haber quedado segunda clasificada en un grupo más que asequible en el que estaban presentes, entre otras, Moldavia y Andorra. Llegó a la fase final tras dejar atrás en la repesca a una Estonia que había logrado ser segunda, sólo superada por Italia. Robbie Keane fue el autor de 7 goles fueron la llave que dio el paso a Irlanda en la fase de clasificación.

¿El tapado?

Nada que perder, pero sí mucho que ganar. Esa máxima es la principal baza de los irlandeses en un grupo que parece dominado por España o Italia. Sin embargo los chicos de verde no tienen nada que perder y podrían sorprender a sus rivales, Italia, Croacia y España dando la campanada y logrando clasificarse como segundos de grupo. Aspirar a más ya parece algo muy improbable. En el Mundial de 2002 una España que pudo haber sido, al menos, semifinalista, sólo pudo con ellos desde los11 metros. Marrar atrás y confiar en la pegada de Keane o la explosividad de McGeady son las principales armas del equipo junto al juego aéreo.

Italia: hambre, orgullo y buen juego

Italia es el rival a batir para España dentro del grupo C de esta Eurocopa. La selección alpina no llega a esta fase final en su mejor momento. Tras fracasar en el Mundial de 2010, los de Prandelli se enfrentan a dos retos. Por un lado, lavar la imagen del fútbol italiano, con un Mario Monti que llegó sugerir la suspensión del Calcio debido a los escándalos de las apuestas. Por otro, realizar con éxito en una fase final el cambio generacional de los azules tras ganar el Mundial de 2006 con jugadores míticos como Cannavaro, Zambrotta o Gattuso, y con nuevas caras como Diamanti, Giaccherini o Borini. Hace dos años la “Azzurra” fracasó en Sudáfrica, y el orgullo de los de Prandelli está herido. Eso les hace más peligrosos que nunca.

La estrella

Andrea Pirlo es quien lleva los galones en el centro del campo. El bresciano se enfrenta a la que, posiblemente, sea su última gran cita en el combinado italiano, sin embargo, pese a su edad, 33 años, llega en uno de sus mejores momentos tras llevar a la Juventus a reconquistar la gloria en la Serie A durante la pasada temporada. El veterano jugador de 33 años es el encargado de llevar la batuta en la creación de juego, la principal novedad de Italia en esta Eurocopa, y es que, la selección de Prandelli suma la intención de tratar bien el balón a sus valores clásicos de solidez defensiva, posicionamiento táctico y máxima efectividad en ataque. Que la estrella de un equipo sea un jugador de 33 años es algo que puede marcar o un éxito o un fracaso rotundos debido a la poca experiencia de muchos de sus jugadores. Sin embargo, por su calidad en la distribución, sus llegadas arriba y su golpeo a balón parado Pirlo sigue siendo Pirlo.

 Atención a

La dupla Balotelli-Cassano puede ser uno de los fenómenos de la Eurocopa, no tanto por su juego o por su efectividad arriba sino por el espectáculo mediático que les rodea y su tendencia a la polémica. Balotelli ha avisado: “si me tiran un plátano, iré a la cárcel”. Antonio Cassano vive una segunda época dorada tras el fiasco de su aventura en Madrid. El de Bari anotó 6 de los 20 goles que hizo la “Squadra” en su clasificación para la fase final de esta Eurocopa.

Clasificación

En la clasificación para una fase final siempre hay sorpresas. Italia no dio pie a ello al machacar con contundencia a sus rivales en el grupo C, en donde sacó al segundo clasificado, Estonia, 10 puntos. Si bien es cierto que su grupo era bastante asequible y tan sólo Serbia podría haberles hecho frente, la fase clasificatoria de Italia muestra que pese a escándalos y la poca experiencia de algunos de sus jugadores, los de Prandelli son tan peligrosos como acostumbran cuando llegan los momentos decisivos.